Personas mayores y APPs
25 de febrero de 2019
Imagen curiosidades parte II
Curiosidades sobre internet. Parte II
11 de marzo de 2019
Mostrar todo

Big data

imagen Big data

Es probable que en los últimos meses (o años) hayas oído nombrar alguna vez al famoso Big data. Hay muchas otras formas de llamarlo: inteligencia de datos, datos a gran escala, datos masivos o macrodatos. Al fin y al cabo, datos. Concretamente, son conjuntos de datos tan complejos que requieren aplicaciones informáticas no tradicionales para poder manejarlos.
Lo revolucionario de esto está en la infinidad de aplicaciones que se pueden llevar a cabo gracias a la disposición de esta información. Se combina la analítica de estos datos con los negocios para poder extraer un valor. Este valor puede tener diferentes formas, de manera que se consiguen mejorar los resultados en cuanto a distintos aspectos. Ahorro económico, velocidad, adecuación de la respuestas a las necesidades o control, entre otros aspectos.
La información que contienen estas bases de datos van más allá de textos y números. También pueden contener fotografías, vídeos o audios. Todos ellos se disponen de manera ordenada para poder tratar los datos de la forma que interese.

Usos del Big data

Las principales operaciones que se realizan a partir de estos macrodatos son éstas: registro, análisis, interpretación y, finalmente, toma de decisiones. Se trata del proceso lógico que siguen los agentes que tratan estos datos, teniendo en cuenta siempre la finalidad última: decidir y conseguir mejoras a través de estas decisiones.
Aunque hay personas que están en contra del manejo de datos a gran escala, sus beneficios son múltiples, y gracias a ello se mejora enormemente nuestro día a día. Algunos de los campos en los que se aplica el Big data son: sanidad, tráfico (terrestre, marítimo y aéreo), comercio electrónico e incluso deportes. Por supuesto, el área de las telecomunicaciones no se libra del uso de los datos masivos.

Para finalizar, el Big data también tiene su parte negativa. Por un lado, es necesario que una persona revise los resultados obtenidos, ya que podrían establecerse conexiones sin sentido. Por último, el aspecto más conocido de los datos masivos es el riesgo existente para la privacidad de los individuos.